Ir al contenido principal

¡Cambio de rumbo de 180 grados! Nuevo modelo de negocio

¡Hola a todos!

Como ya os comenté en una entrada anterior, creo que el modelo de negocio tradicional de la cultura en general está sumido en una crisis muy profunda. Internet es un campo muy grande como para poder ponerle vallas. Quizás se pueda mantener con vida al moribundo mediante leyes restrictivas y compensaciones económicas, pero el diagnóstico es claro a mi parecer: estado terminal.

Con el fin de adelantarme a los acontecimientos, aunque seguramente no sea el primero en hacer algo parecido, he decidido cambiar totalmente mi modelo de explotación de las obras. Como todos sabéis, hasta ahora lo he intentado con la venta tradicional y hasta en formato electrónico, por un precio muy razonable, pero no he tenido demasiado éxito. Es obvio que en el contexto actual de crisis económica, la gente prefiere apostar por valores seguros, y no les culpo. ¡Tener que vender los libros a 20 € para poder obtener un beneficio mínimo me parece una sobrada hasta a mí! ¡Es hora de dar un giro de timón brusco, encarando el temporal para abrirme paso a través de él!

¡tierra a la vista!



¡Tierra a la vista!

Como ya hiciera un marinero genovés allá por 1492, tenía que buscar nuevas rutas comerciales. Debía tratar de hacer llegar mis obras a la mayor cantidad de gente posible, de una manera más asequible y que a largo plazo me reportara un beneficio mayor. A muchos les parecerá una tarea imposible, y tal vez lo sea, pero los intrépidos son los que al final salen ganando, a pesar de asumir ciertos riesgos. Con esa idea me puse manos a la obra…

Yo siempre he sido muy seguidor de la cultura libre. De hecho, puedo presumir de que no tengo ningún programa pirateado en mi ordenador, algo de lo que no demasiada gente puede alardear. Si necesito un editor de imágenes, busco alguno gratuito; si necesito un compresor de archivos, lo mismo; ¿un grabador de discos ópticos? ¡No hay problema! Era un posible camino a seguir…

El principal temor que me inspiraba la cultura libre a la hora de divulgar mis obras era que éstas pudieran ser utilizadas por terceros violando mis derechos. No obstante, después de estudiar el tema más a fondo en cierta asignatura de la universidad, me di cuenta de que era una opción totalmente válida, que protegía mis derechos sobre la obra y me permitía divulgarla de forma mucho más masiva que mediante los métodos tradicionales. La posibilidad de que su distribución fuera libre y gratuita, hacía que el mercado se ampliara a prácticamente cualquier lector en lengua castellana… y precisamente ahí estaba el siguiente problema…

Como cualquier autor desearía, yo quería que mis trabajos tuvieran un público más amplio que únicamente los hispanoparlantes. Pero sin el apoyo de editoriales o grupos similares, ¿cómo iba a poder conseguir que se tradujeran a otros idiomas? Podría ponerme a ello yo mismo, pero he de admitir que no tengo conocimientos lingüísticos suficientemente profundos en ninguna otra lengua como para traducir textos de semejante envergadura; ¡y no digamos el tiempo que perdería en ello! De nuevo, la solución venía de la mano de la cultura libre…

La Licencia General de Traducción me permitía conservar todos mis derechos como autor, cediendo el privilegio a cualquiera que lo deseara de traducir la obra y versionarla a cualquier otro idioma, reconociendo su labor. ¡Era perfecto! Con este sistema, cualquiera puede divulgar mis obras en otras lenguas, de modo que puedo hacerlas llegar a mayor cantidad de público. Ni siquiera tienen que pedirme permiso. Pero aún queda una cuestión: ¿cómo sacar beneficio de todo esto?

Hay quien podría pensar que es imposible ofrecer contenidos gratuitos y sacar cualquier renta de ello. Pero precisamente, las páginas de descargas son un claro ejemplo de lo contrario. Se nutren de una publicidad exagerada para financiar su actividad. ¿Por qué no hacer yo lo mismo, pero con contenidos plenamente lícitos? Antes de que cualquiera explote mi obra de manera ilegal en la red, ¿por qué no hacerlo yo mismo? La publicidad es el negocio del futuro…

Pero todavía cabía la posibilidad de que, habiendo leído ya alguna de mis obras, mis lectores quisieran reconocer mi esfuerzo de alguna manera. Al no cobrarles por la descarga de los contenidos, ¿qué podía hacer? La respuesta estaba otra vez en la cultura libre. Me habré hartado de ver botones de donación por todas partes en la red, pidiendo una pequeña cuantía para colaborar con distintos proyectos libres. Del mismo modo, me informé de cómo podía hacer yo mismo esto y resultó ser bastante fácil. Pasaba ahora de tener que vender los libros a 20 € a distribuirlos gratuitamente y dar la ocasión al lector de contribuir con la cantidad que considerase oportuna.

¡Y he aquí el nuevo mundo!



Primer desembarco de Cristóbal Colón en América, de Teófilo de la Puebla Tolín

Como resultado de todas estas cavilaciones, se ha rediseñado el blog, con una interfaz más moderna e interactiva, y con contenidos, ahora sí, completos y gratuitos. Se ha añadido publicidad y se ofrece un botón de donación totalmente seguro, para que quien quiera pueda reconocer mi trabajo con una pequeña aportación.

Este es mi nuevo modelo de negocio, el que seguiré a partir de ahora y que espero que me dé buenos frutos. Apuesto por algo en lo que creo firmemente y por un modelo que pienso totalmente válido para el resto de la industria. El tiempo dirá si me equivoco o no…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Valar Morghulis

¡Hola, queridos lectores! ¿Qué tal va todo? ¡Espero que bien! Hoy os traigo un fan fiction one shot (con final cerrado) que he escrito para un concurso en Twitter. Trata sobre la saga Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin . Había que escribir sobre tu personaje favorito y, como tengo varios, he escogido a Arya. Advierto que los hechos narrados suceden más allá de Danza de Dragones , el último libro de la heptalogía publicado hasta la fecha. Así que es posible que aquellos que no hayan llegado al menos hasta Festín de Cuervos no lo entiendan bien. aún así, ¡os animo a leerlos! Todos los personajes que se mencionan ya han aparecido en la serie, aunque podéis encontrar cierto spoiler en ello. De paso os animo a participar en el concurso. Simplemente tenéis que escribir un fan fic one shot de entre 500 y 1500 palabras, y publicarlo con el hashtag #Reto1PersonajeFavorito a través de TwitLonger , una aplicación con la que podéis incluir grandes textos en Twitter. No hay ningú

¡Entrevista en Libros y Libretos 92!

¡Muy buenas a todos! Hace un par de meses me hicieron esta entrevista de radio que se ha publicado recientemente. En ella hablo sobre mis últimos trabajos y comparto mi visión sobre algunos temas de la literatura actual. Siento no poder dejaros un enlace que abra directamente la entrevista, pero no he podido descubrir la manera, si es que la hay. Os dejo el feed de Libros y Libretos y solo tendréis que buscar el programa 92 😉 https://eiberoamerica.com/libros/libros.php

Hola, me llamo Javier y soy abstinente

Hola, me llamo Javier, tengo veintinueve años y soy abstinente. Desde que tengo derecho al voto, he vivido tres elecciones generales; cuatro si contamos la repetición de las últimas. En las primeras, 2008, voté a ZP. No parecía que lo hiciera mal. Luego decidí abstenerme como muchos que no veíamos una opción buena. El hartazgo cristalizó en el 15M, nuevas formaciones y soplos de aire fresco para la política. Me decanté por votar a C’s y me sentí defraudado cuando hubo que repetir. ME planteé de verdad no regresar a las urnas, pero al final decidí hacerlo. Hoy, en 2019, vuelvo a la abstención.