Ir al contenido principal

Tierra Muerta - Avance

¡Hola, amigos!

Hoy no os traigo algo mío, sino de mi hermano. No es que quiera dedicarse a esto, pero como todos, tiene su imaginación y ha querido plasmar en papel una historia salida de su materia gris, que hasta hace poco ignoraba que tenía. Naturalmente, como le tengo cariño a pesar de todo, voy a publicar la historia aquí, a pesar de que literariamente no sea una maravilla. Lo primero que hay que hacer para escribir es tener una idea y plasmarla, y así empezamos todos. Así que, teniendo esto en cuenta, valoradla en consecuencia.

Se trata de una historia de zombis ambientada en un pueblo español (espera, este lugar me suena de algo…). Dice que quiere empezar a publicarla en Halloween, de modo que esto sólo es un avance para que podáis ver un poco el estilo de la obra. Pues nada, sin más, ¡os dejo con ella! Recordad dejad vuestros comentarios e impresiones.

Avance de Tierra Muerta



—¡Por aquí, niños! —Ordenó Dana.

Dana y Sergei, dos chavales de 17 y 18 años del pueblo habían reunido a los benjamines de la zona para escapar por la rivera del río que atravesaba el gran cañón que quedaba al sur de la pedanía, al contrario que el grupo de mayores que había escapado por las vegas del norte. Este grupo huía por esta zona debido a que se habían divisado por donde los otros se fueron algunos pequeños grupos de infectados y el sur estaba deshabitado de humanos.

—¡Hey, Dana! ¡Adelántate, corre! —Le comunicó Sergei indicando que había alguna novedad por el camino—: Mira, el río ha tenido una gran crecida debido a las lluvias de los días anteriores y ha derribado el puentecillo de madera que comunicaba con el otro lado. No podemos continuar —Le informó a la joven.

—Entonces… ¿Qué hacemos? ¿Volvemos al pueblo con cuidado y huimos por el norte como los otros?—preguntó la chica para conocer la opinión del otro.

—Pues… No creo que podamos cruzar a los niños uno a uno, el río cubre mucho y la corriente es fuerte, sería un suicidio —Recomendó el muchacho.

—Bueno, pues si no queda más remedio tendremos que subir otra vez, ¿te encargas de vigilar por detrás y yo me encargo de guiarles por delante?

—¡Claro! No hay problema —Contestó Sergei, aunque odiaba la idea de quedarse el último debido a que si le pasaba algo estaba seguro de que todos lo dejarían atrás abandonándolo a su suerte por el bien del grupo, pero si iba adelante no tenían más remedio que socorrerle, pues no tendrían otra salida.

Dana retrocedió por donde habían venido y fue informando en voz alta a los niños que parecían cansados y algunos, aventureros ellos, demostraban sus ganas de enfrentar a aquellos zombis.

Siguieron caminando por el sendero que conectaba el río con el pueblo con Dana a la cabeza. Pasado un tiempo caminando la joven observó que algo se movía entre la maleza y ordenó con un gesto de la mano que el grupo se detuviese. Tomó el bastón que llevaba como arma – aparte de que le servía para deshacerse de las serpientes con las que se pudiesen encontrar – y se acercó sigilosamente a la vegetación. Todos observaban con tensión y atención la escena, entonces Dana clavó el palo en el lugar donde procedía el ruido… La agitación dentro de las ramas comenzó a ser más violenta y de repente salieron de ella un grupo de pájaros que abandonaron el lugar volando. Todos suspiraron de alivio y decidieron continuar el camino.

—¡Aaaah! —se escuchó a Sergei gritar nada más emprender el paso. Un infectado había salido de alguna parte de su escondrijo y se había lanzado sobre él e intentaba morder su carne mientras el joven evadía los mordiscos que el recién aparecido lanzaba al aire.

Raudamente Dana corrió abriéndose paso entre los niños y consiguió llegar hasta Sergei y con el impulso del sprint golpeó con fuerza la cabeza del zombi apartándolo de encima del muchacho dejándolo aturdido.

—¿Estás bien? —se preocupó Dana por el estado de salud de Sergei. —Sí, no me ha llegado a herir, gracias —le contestó levantándose.

Dana se giró hacia el extraño ser mirándolo desafiante mientras este conseguía ponerse en pie. Cuando lo consiguió, sus miradas se cruzaron – la mirada de ira de la joven y la mirada de ansia del infectado – y la chica, sin pensárselo dos veces le atravesó la cabeza por la frente con el bastón deshaciéndose así del zombi. Extrajo la parte de la vara que había introducido por la cabeza del muerto y éste cayó al suelo desplomado, acto seguido se giró para volver a ponerse la primera del grupo de los diez niños y continuó caminando mientras todos seguían un poco en shock por el suceso que acababan de presenciar viendo la sangre fría de la muchacha con la que había eliminado al zombi.

A mitad de camino, antes de una bifurcación, el grupo de Dana, Sergei y los diez niños se mantenían escondidos tras una curva debido a que en el cruce de senderos habían visto a tres zombis. Ahora estaban trazando un plan para poder esquivarlos sin tener que enfrentarse a ellos y no poner en peligro la vida de los niños.

—Bien… Entonces éste es el plan: Yo les entretendré y me los llevaré por otro camino, cuando hayan abandonado la bifurcación asegúrate de que todos los niños pasen. Iré por el camino más complicado pero por el que se llega antes al pueblo, tu ve por el fácil, que aunque sea más largo te será más sencillo hacerte cargo de ellos. Sé un líder, que no te vean flojear —Comentó susurrando Dana a Sergei para evitar que los niños escuchasen la conversación.

—De acuerdo… Pero tú… ¿Estarás bien? —se preocupó Sergei.

—Sí, cuando lleguéis a la parcela que da paso al camino del río yo ya estaré allí, los zombis no pueden pasar por donde yo lo haré, son demasiado torpes.

—Está bien, pues entonces hagámoslo.

—Chicos, tenéis que hacer caso a Sergei en todo momento, ¿vale? Yo tengo que hacer unos asuntos, os prometo que cuando me reencuentre con vosotros iremos a cazar zombis —Susurró lo suficientemente alto y cautelosamente para que los infectados no la escuchasen y los atrajera hacia el grupo. Dana se adelantó y salió al cruce—. ¡Hey, vosotros! ¡Cachos de carne podrida! ¿Tenéis hambre? ¡Mirad que buena estoy! —gritó la joven para llamarles la atención. Una vez conseguido, los muertos vivientes fueron a por ella y ésta se marchó por uno de los caminos de la bifurcación.

Sergei observó escondido hasta que se marcharon y ordenó al grupo de niños seguir la marcha por el camino indicado por la chica.

Dana guiaba a los zombis por un camino angosto que llevaba a un muro que tendría que escalar para deshacerse de ellos, pero cuando por fin divisó dicho elemento, se dio cuenta de que había otros dos infectados delante de la pared de piedra y entonces se detuvo en seco.

—Mierda… ¿Y ahora qué? —Murmuró para sí misma. No podía ni avanzar ni retroceder, estaba perdida. Los dos zombis cercanos al muro se dieron cuenta de su presencia y se dirigieron hacia ella. Dana miró hacia atrás y vio como los tres a los que había guiado cada vez estaban más cerca. No había nada que hacer… La muchacha se sentó en el suelo agarrándose las piernas a esperar el momento en el que fuese devorada por las bestias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Valar Morghulis

¡Hola, queridos lectores! ¿Qué tal va todo? ¡Espero que bien! Hoy os traigo un fan fiction one shot (con final cerrado) que he escrito para un concurso en Twitter. Trata sobre la saga Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin . Había que escribir sobre tu personaje favorito y, como tengo varios, he escogido a Arya. Advierto que los hechos narrados suceden más allá de Danza de Dragones , el último libro de la heptalogía publicado hasta la fecha. Así que es posible que aquellos que no hayan llegado al menos hasta Festín de Cuervos no lo entiendan bien. aún así, ¡os animo a leerlos! Todos los personajes que se mencionan ya han aparecido en la serie, aunque podéis encontrar cierto spoiler en ello. De paso os animo a participar en el concurso. Simplemente tenéis que escribir un fan fic one shot de entre 500 y 1500 palabras, y publicarlo con el hashtag #Reto1PersonajeFavorito a través de TwitLonger , una aplicación con la que podéis incluir grandes textos en Twitter. No hay ningú

¡Entrevista en Libros y Libretos 92!

¡Muy buenas a todos! Hace un par de meses me hicieron esta entrevista de radio que se ha publicado recientemente. En ella hablo sobre mis últimos trabajos y comparto mi visión sobre algunos temas de la literatura actual. Siento no poder dejaros un enlace que abra directamente la entrevista, pero no he podido descubrir la manera, si es que la hay. Os dejo el feed de Libros y Libretos y solo tendréis que buscar el programa 92 😉 https://eiberoamerica.com/libros/libros.php

Hola, me llamo Javier y soy abstinente

Hola, me llamo Javier, tengo veintinueve años y soy abstinente. Desde que tengo derecho al voto, he vivido tres elecciones generales; cuatro si contamos la repetición de las últimas. En las primeras, 2008, voté a ZP. No parecía que lo hiciera mal. Luego decidí abstenerme como muchos que no veíamos una opción buena. El hartazgo cristalizó en el 15M, nuevas formaciones y soplos de aire fresco para la política. Me decanté por votar a C’s y me sentí defraudado cuando hubo que repetir. ME planteé de verdad no regresar a las urnas, pero al final decidí hacerlo. Hoy, en 2019, vuelvo a la abstención.