Ir al contenido principal

El curioso caso alemán

¡Hola, queridos lectores!

Hoy os traigo un artículo sobre un curioso caso relacionado con la piratería. Ha ocurrido en Alemania y la industria del porno está de por medio. ¿Ya os interesa más? ¡Pues seguid leyendo!

El caso viene por la denuncia de la industria de la pornografía al sitio web Redtube. ¿Qué es Redtube? Bueno, el nombre se parece a Youtube y está relacionado con este erótico mundo... Creo que no hacen falta más pistas, ¿no? Como en la plataforma de vídeos de Google, cualquier usuario puede subir cualquier archivo de vídeo, pero en este caso no cuentan con un sistema de protección de derechos de autor tan avanzado.

La cosa es que hay usuarios que suben vídeos con derechos de autor sin permiso, lo cual es una violación de los mismos. De ahí la denuncia contra este sugerente servicio, que les da alojamiento.

¿Qué es lo llamativo del caso? Sí, ya sé que a alguno le habrá parecido ya bastante llamativo, pero creedme si os digo que lo más interesante llega ahora. Resulta que el tribunal ha fallado a favor de Redtube. ¿Por qué? Porque considera que el streaming de vídeo no constituye una violación de los derechos de autor según la legislación alemana, al contrario que las descargas, que sí los infringen. Ninguna lógica, ¿no? Es un claro ejemplo de cómo están las leyes en la materia.

Un tribunal europeo deberá ratificar la sentencia o anularla, pero de momento la cosa está calentita... y no por los muchos vídeos que seguro hacen sudar a más de uno, sino porque la industria de autores vuelve a toparse con un problema esencial: la diversidad de legislaciones existentes al respecto, incluso dentro de un mercado común como es la Unión Europea. Es posible que, de haberse producido el juicio en otro estado, la resolución hubiera sido muy distinta.

Pero todo tiene un lado bueno, hasta para los perjudicados en este caso. Y es que, mientras se resuelve el tema en las instancias europeas, podrán sentarse delante de su monitor y relajarse con las mil y una infracciones de su propiedad intelectual, algo que seguro que les ayuda a descargar la adrenalina, la mala leche y quién sabe qué otras cosas más... ;)

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Real Madrid hace arder el cosmos

Era la década de los 80. La era de la quinta del buitre. Noche a noche, remontada a remontada, se construían los cimientos de aquello que Valdano llama el miedo escénico. Esas epopeyas que se transmiten todavía hoy de padres a hijos entre el madridismo. Los gritos de la afición se convertían en energía para los jugadores. Energía para un terremoto que demolía las torres más altas del continente. Por desgracia, aunque el Real Madrid se postulaba como candidato a ganar la Copa de Europa, el sueño no llegó a materializarse. Pero los ecos quedaron resonando en los vomitorios, en las gradas, en el túnel de vestuarios... Fantasmas que reposan en paz hasta que sienten la llamada. Espíritus que se levantan como el jugador número doce cuando la situación lo amerita. Almas imperecederas que se honran cada partido en el minuto siete y que, como los Muertos de el Sagrario en El Señor de los Anillos , esperan el momento de saldar la deuda que contrajeron en su momento. Cumplir el juramento que no p

Hola, me llamo Javier y soy abstinente

Hola, me llamo Javier, tengo veintinueve años y soy abstinente. Desde que tengo derecho al voto, he vivido tres elecciones generales; cuatro si contamos la repetición de las últimas. En las primeras, 2008, voté a ZP. No parecía que lo hiciera mal. Luego decidí abstenerme como muchos que no veíamos una opción buena. El hartazgo cristalizó en el 15M, nuevas formaciones y soplos de aire fresco para la política. Me decanté por votar a C’s y me sentí defraudado cuando hubo que repetir. ME planteé de verdad no regresar a las urnas, pero al final decidí hacerlo. Hoy, en 2019, vuelvo a la abstención.

Escribir con Git I: Commit, log y revert

Mantener nuestros documentos controlados es fundamental a la hora de acometer cualquier trabajo. Da igual si se trata de escribir cuentos, novelas, tesis doctorales... En algún momento, nuestros documentos empezarán a bifurcarse, ya sea en diferentes versiones de borrador, ya sea en experimentos para avanzar en la historia. La forma más simple de acometer esta labor es generando diferentes versiones de nuestros documentos. Sin embargo, esto requiere de un proceso manual. Es más, es posible que no recordemos en qué versión hicimos cierto cambio si sólo las diferenciamos de forma numérica. Por ese motivo, he estado investigando cómo aplicar Git, un sistema de control de versiones muy utilizado en desarrollo software, para escribir. En este tutorial os enseñaré las facilidades que nos ofrece y os compartiré un trabajo que he realizado para facilitarnos la vida.