Ir al contenido principal

Lite Review: El caballero de los Siete Reinos

¡Hola, queridos lectores!

Vuelvo al blog después de una larga ausencia. ¿Me habéis echado de menos? Ya sé que no, pero es la pregunta obligada.

Voy a empezar con esta review de un libro que acabo de terminar. En los próximos días publicaré algunos relatos cortos que he ido escribiendo y que creo que pueden ser interesantes. Además, os iré dando información sobre las próximas novedades en forma de novela.

Título: El caballero de los Siete Reinos
Autor: George R. R. Martin
Valoración: Estrella Estrella Estrella

La novela se desarrolla en el universo de Canción de hielo y fuego, tiempo antes de la saga principal de novelas. La rebelión de los Fuegoscuro contra los Targaryen concluyó hace algo más de una década y el reino vive una época de esplendor bajo el reinado de Daeron II, que logró unificar Dorne con el resto de Poniente mediante el matrimonio de su hermana Daenerys, después de unas negociaciones pacíficas, a diferencia de la estrategia seguida por su padre, Aegon IV. La sangre del dragón tiene su pervivencia garantizada debido a la gran cantidad de herederos que tiene la línea sucesoria, con el príncipe Baelor Rompelanzas a la cabeza.

En este contexto, encontramos a Duncan, un escudero de orígenes humildes al servicio de un caballero errante. A la muerte de éste debido a un resfriado y a la vejez, Duncan decide convertirse en caballero y probar fortuna en el torneo de Vado Ceniza. Piensa que su gran estatura le dará ventaja contra los demás participantes, al menos para lograr alguna victoria y poder cobrar el rescate de las armas y la montura.

De camino al torneo, se topa con un niño calvo llamado Egg, que insiste en convertirse en su escudero. Demuestra ser un chico inteligente y con conocimientos útiles, de modo que Duncan acaba aceptando. Sin embargo, su participación en el torneo se ve truncada a raíz de un enfrentamiento con uno de los príncipes dragón. Las cosas se tornan más difíciles y oscuras para él.

La novela es interesante, pues muestra Poniente desde los ojos de alguien humilde, justo y honorable, justo lo contrario de lo que acostumbramos a encontrar en los libros de Canción de hielo y fuego. También aporta bastante a la comprensión de la historia del reino, en especial en torno a la Rebelión de los Fuegoscuro, hecho en torno al que giran la mayoría de los acontecimientos.

La obra presenta personajes tremendamente carismáticos, como el propio Ser Duncan, Egg, el príncipe Baelor Rompelanzas o Lady Rohanne Webber, entre muchos otros. A diferencia de la saga principal, uno puede encariñarse con la mayoría de los personajes y esperar que no mueran, aunque cuidado con quién escogéis.

Y es que, aunque esto sea cierto, el tiempo del que disponemos para hacerlo no es demasiado. Al terminar el libro, me quedé con la sensación de que no estaba acabado y que quería saber más de Duncan y Egg, y del resto de personajes. Es una lástima que la duración sea tan escasa y que la mayoría del tiempo la trama gire en torno a la Rebelión de los Fuegoscuro, que quizás sea el elemento más forzado que se encuentra a lo largo de las páginas. En ese sentido, no está tan bien trabajado como las novelas que ya conocemos dentro de este universo.

Además, durante todo el libro, Martin nos inccita a pensar en alguna clase de romance clásico, al estilo de las canciones medievales, pero esto se queda en nada, pues todas las mujeres que Duncan conoce a lo largo de la historia acaban desapareciendo o su amor es imposible. El caballero errante ni siquiera llega a probar las mieles del género opuesto, más allá de un fugaz beso.

En definitiva, la sensación con la que me quedo es con la de una historia con muchísimo potencial, unos personajes geniales, pero una trama que no explota al máximo las posibilidades y que, en comparación con sus novelas hermanas, se queda en un nivel un tanto bajo en términos relativos. No obstante, es una lectura altamente recomendable si te gusta el universo creado por George R. R. Martin.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hola, me llamo Javier y soy abstinente

Hola, me llamo Javier, tengo veintinueve años y soy abstinente. Desde que tengo derecho al voto, he vivido tres elecciones generales; cuatro si contamos la repetición de las últimas. En las primeras, 2008, voté a ZP. No parecía que lo hiciera mal. Luego decidí abstenerme como muchos que no veíamos una opción buena. El hartazgo cristalizó en el 15M, nuevas formaciones y soplos de aire fresco para la política. Me decanté por votar a C’s y me sentí defraudado cuando hubo que repetir. ME planteé de verdad no regresar a las urnas, pero al final decidí hacerlo. Hoy, en 2019, vuelvo a la abstención.

No somos niños, no queremos vuestra condescendencia

Esta semana os compartía en las redes el último artículo de David Vicente en Zenda, El emperador va desnudo . En él, el escritor hacía una crítica sobre la gente que aspira a publicar sin haberse formado, leído, lo suficiente para que sus textos alcancen una calidad aceptable. Las editoriales se ven en el compromiso de responder con "respeto" a estas personas y achacan el rechazo a "intereses editoriales". Hoy me despertaba con un artículo de Javier Rodríguez, entrañable librero sin pelos en la lengua, en el que nos narraba una esperpéntica visita de un autor autoeditado . Sí, yo también recurrí a la autoedición con mi primera publicación. Me creí todo eso de que, por muy buena que sea tu novela, nadie va a publicar a un autor novel. ¿Y cómo no iba a creérmelo? Mis amigos me decían que les encantaba, la editorial de autopublicación me aseguró que no necesitaba ninguna corrección... ¿El resultado? 300 ejemplares que hoy sé plagados de errores y de los cuales he log

El espacio que ocupa el braille

¡Hola! Después de un montón de tiempo, os dejo por aquí algo nuevo que llevaros al sillón de lectura. En esta ocasión, es un relato que presenté al concurso europeo de redacción sobre el braille. El formato era libre y, como no podía ser de otra forma, yo me decanté por la narrativa. Es un pequeño cuento que he escrito con mucho cariño. Espero que os guste. El espacio que ocupa el braille Cierro la última caja sin decidir todavía cuál será su destino y la apilo junto a las otras. La pared está cubierta por ellas. La habitación rezuma el aroma relajante de los libros nuevos. He cuidado muy bien todas esas hojas llenas de puntos, como todo lo que tengo. Las miro, quieta como un clavo. Una lágrima se me escurre por la mejilla. —¿Has terminado? —Casi. Mi chico me da un apretón cariñoso en el hombro. Sonrío. Se va. Pronto viviremos juntos. El estómago se me encoge de las ganas. Llevamos esperándolo mucho tiempo. Lo que aún no tengo claro es si ellos vendrán conmigo. Ocupan demasiado. Hemos