Ir al contenido principal

Lite Review: Intemperie

Os traigo la reseña de un libro que he leído recientemente. Me picó la curiosidad porque en las clases de escritura venía un fragmento de la novela como ejemplo de buena descripción. Pensé que sería buena idea echarle un ojo a la obra completa.

Antes de empezar, voy a cambiar un poco la sección. No voy a puntuar con estrellas como hacía anteriormente. Creo que es más interesante que os transmita lo que me ha parecido, los puntos fuertes y débiles, que darle una nota. Al final, eso es muy subjetivo.

Título: Intemperie
Autor: Jesús Carrasco




No hay duda alguna. Jesús Carrasco tiene un gran dominio del léxico. Nos lo demuestra línea a línea en esta historia que se ubica en un pasado impreciso de la España rural, en algún momento del siglo XX. El vocabulario es rico y preciso a lo largo de todo el libro, que tiene una longitud adecuada a la historia que cuenta.

Las descripciones también están muy trabajadas y se intercalan de forma fluida con la acción. Pero hasta aquí todo lo bueno que puedo decir. Aunque las descripciones sean del nivel más elevado, son demasiadas. Se hace pesadísimo leer el libro y da la sensación de asistir a una crónica narrada con la pasión de una piedra.

No puedo describir este relato de otra forma que no sea aburrido. El autor no transmite en ningún momento la crudeza de los hechos que narra. Todo parece lejano y ajeno. Un protagonista con el que debería ser sencillo empatizar se convierte en un personaje anodino que vaga por la vida igual que los párrafos de este libro por mi mente. No hay ritmo. Los puntos de giro son escasos y poco sorprendentes. Los diálogos son escasos y escuetos, sin acotaciones. Y cuando no hay diálogos, uno espera que la vida interior del protagonista tome el relevo. Pero no. Nunca. Ni siquiera logran impactar esas escenas en las que el chico se mea o se caga de miedo, literalmente.

Y cuando la cosa empieza a ponerse mínimamente interesante... se acaba. Así, sin más. Un final corto, rápido y que no eleva el drama de la obra ni un punto porcentual. Si hubiéramos empatizado en algún momento del libro con los personajes, tal vez nos importase un poco lo que les acaba ocurriendo. Pero así, a palo seco, es un final insípido, intrascendente y tan plano como el resto del relato.

En conclusión, una lectura totalmente prescindible.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Real Madrid hace arder el cosmos

Era la década de los 80. La era de la quinta del buitre. Noche a noche, remontada a remontada, se construían los cimientos de aquello que Valdano llama el miedo escénico. Esas epopeyas que se transmiten todavía hoy de padres a hijos entre el madridismo. Los gritos de la afición se convertían en energía para los jugadores. Energía para un terremoto que demolía las torres más altas del continente. Por desgracia, aunque el Real Madrid se postulaba como candidato a ganar la Copa de Europa, el sueño no llegó a materializarse. Pero los ecos quedaron resonando en los vomitorios, en las gradas, en el túnel de vestuarios... Fantasmas que reposan en paz hasta que sienten la llamada. Espíritus que se levantan como el jugador número doce cuando la situación lo amerita. Almas imperecederas que se honran cada partido en el minuto siete y que, como los Muertos de el Sagrario en El Señor de los Anillos , esperan el momento de saldar la deuda que contrajeron en su momento. Cumplir el juramento que no p

Hola, me llamo Javier y soy abstinente

Hola, me llamo Javier, tengo veintinueve años y soy abstinente. Desde que tengo derecho al voto, he vivido tres elecciones generales; cuatro si contamos la repetición de las últimas. En las primeras, 2008, voté a ZP. No parecía que lo hiciera mal. Luego decidí abstenerme como muchos que no veíamos una opción buena. El hartazgo cristalizó en el 15M, nuevas formaciones y soplos de aire fresco para la política. Me decanté por votar a C’s y me sentí defraudado cuando hubo que repetir. ME planteé de verdad no regresar a las urnas, pero al final decidí hacerlo. Hoy, en 2019, vuelvo a la abstención.

Escribir con Git I: Commit, log y revert

Mantener nuestros documentos controlados es fundamental a la hora de acometer cualquier trabajo. Da igual si se trata de escribir cuentos, novelas, tesis doctorales... En algún momento, nuestros documentos empezarán a bifurcarse, ya sea en diferentes versiones de borrador, ya sea en experimentos para avanzar en la historia. La forma más simple de acometer esta labor es generando diferentes versiones de nuestros documentos. Sin embargo, esto requiere de un proceso manual. Es más, es posible que no recordemos en qué versión hicimos cierto cambio si sólo las diferenciamos de forma numérica. Por ese motivo, he estado investigando cómo aplicar Git, un sistema de control de versiones muy utilizado en desarrollo software, para escribir. En este tutorial os enseñaré las facilidades que nos ofrece y os compartiré un trabajo que he realizado para facilitarnos la vida.